Radio nDud´ñéeyü -Nuestra Palabra

Desde aqui nuestra palabra, la voz de los cuicatecos, construyendo nuestro mundo, un mundo donde quepan otros mundos, un mundo para todos.

domingo, 3 de octubre de 2010

¿Un UBISORT cuicateco en ciernes?

Cuando se analizan las condiciones en que nació UBISORT en la región triqui, además de las condiciones propias de la nación triqui se hace énfasis en el hecho de que una de las muchas razones es el manejo de los ramos 28 y 33 y los beneficios que ello trae, pues bien no abundaremos más en este caso, solo es una referencia para que considerando la magnitud de los resultados veamos lo que puede suceder en la región cuicateca.

Uno de los municipios de esta región es el de San Juan Tepeuxila, en este como es ya una tradición en la mayoría de los municipios en dónde las decisiones se realizan por usos y costumbres, desde siempre el gobierno ha estado representado en los miembros de la cabecera municipal, San Juan Tepeuxila, de igual manera como en muchas comunidades aquí la migración ha alcanzado cifras que superan con mucho a quienes viven aún en la comunidad, en este marco queremos ubicar los acontecimientos más recientes.

Con los antecedentes mencionados, durante las elecciones pasadas la presidencia municipal se vio obligada a convocar, por un lado a las comunidades que conforman el municipio y por el otro a los tepeuxileños emigrados, hasta ahora no queda exactamente claro si se trataba de constituir un municipio incluyente o solo legitimar a los mismos de siempre, posiblemente por ello las comunidades en un principio declinaron participar, es de señalar que además fueron amenazados por los líderes tepeuxileños con que en caso de que fuesen electos no contarían con el apoyo de la comunidad para cubrir las funciones administrativas dentro de la comunidad además de que deberían cambiar su residencia a Tepeuxila, con lo anterior solo se demuestra la ignorancia de quienes olvidan que pese a ser un municipio cada comunidad asume la responsabilidad de su territorio y de los servicios dentro del mismo.

El hecho fue que finalmente y de manera sorpresiva las comunidades decidieron participar de la elección, así que finalmente hubo dos candidatos, el actual presidente, Juan García Palacios, un emigrado propuesto por los líderes de la comunidad y avalado indirectamente por la mayoría de los emigrados y un representante de las comunidades, al celebrarse las elecciones, las comunidades se dividieron y los resultados dieron como ganador al candidato comunitario, sin embargo la inexperiencia de las mismas les impidió concretar la tramitología correspondiente y al solicitar la intervención de la subdelegación de gobierno en la región, ésta alertó a los líderes políticos de Tepeuxila y les aconsejó realizar maniobras que permitieran a la cabecera municipal retener el control del gobierno municipal.

Es necesario señalar que los líderes tepeuxileños son en su mayoría ex presidentes municipales, síndicos, regidores y algunos ex miembros del Comisariado de Bienes Comunales, todos ellos conocedores del tejemaneje de las cuestiones administrativas, y evidentemente enriquecidos a la luz del poder municipal, eso es fácil de demostrar, algunos ostentan inversiones de algunos cientos de miles en una comunidad cuya capacidad económica, es por decirlo así magra.

En este contexto las maniobras llevaron al reconocimiento de Juan García Palacios como presidente electo del Municipio de San Juan Tepeuxila, de inmediato se ocupó de deslindarse de todos, de los que lo impulsaron internamente, de las comunidades que lo apoyaron y desde luego de los emigrados a quienes incluso desconoció como miembros de la comunidad, nadie sabe para quién trabaja, y desde entonces ha desarrollado una gestión totalmente ajena a la realidad del municipio, carente de iniciativa y de propuestas comunitarias, su alejamiento con los emigrados llegó a su fin a mediados de 2009 y el reencuentro se ha prolongado hasta hoy, es preciso aclarar que primero realizó las maniobras necesarias para dividir a los migrantes y después eligió a sus interlocutores.

Ahora queda claro cuál era el plan de la presidencia municipal, los rumores de que estaba tejiendo una alianza interna para continuar controlando el poder se empezaron a hacer evidentes, por un lado recompuso las relaciones con los líderes de la comunidad, señaladamente con dos ex presidentes y síndico municipales y un ex presidente del Comisariado de Bienes comunales y, por supuesto con sus aliados entre los emigrados, a quienes financió para que entre otras cosas y en una clara usurpación de funciones, alentó a impulsar la aprobación del programa federal FANAR, destinado a privatizar las tierras comunales, afortunadamente hasta ahora no ha progresado.

El acabose para este grupo se dio cuando las comunidades integrantes del municipio hicieron pública su intención de participar en el inminente proceso electoral para renovar el ayuntamiento, indignados por el atrevimiento, no han entendido que no es una concesión de la cabecera municipal sino un derecho de las mismas, así que ni tardos ni perezosos buscaron chivos expiatorios para sus errores y comenzaron a responsabilizar al CENTRO DE ESTUDIOS DE LA REGIÓN CUICATECA, CEREC, de alentar lo que llaman una “rebelión”, pero eso es lo menos importante en estos momentos, o verdaderamente aterrador para el municipio es que, primero veladamente y en últimas fechas abiertamente han hecho patente su intención de perpetuarse en el poder.

Para lograr sus objetivos han elegido a dos emigrados, los cuales no son precisamente los más reconocidos en la comunidad, ni mucho menos los más capaces para armar el posible relevo, en sus propias palabras obviando el proceso electoral, es decir piensan realizar un relevo al más puro estilo caciquil, entregar el poder y huir de la comunidad, cual criminales, esa es la historia inicial, ¿qué se proponen realmente?

De acuerdo a las manifestaciones que públicamente y entre sus más cercanos, en Tepeuxila todo se sabe, han generado, queda claro que lo que buscan es seguir controlando los recursos del municipio, los cuales por cierto nunca han entregado a las comunidades ni en tiempo ni en forma y solo los utilizan para controlar a los mismos y por supuesto como caja chica de los administradores, nuevamente eso es totalmente demostrable, sin embargo ante la “amenaza” de las comunidades de reclamar su derecho a participar, nuevamente han recurrido a los emigrados, ahora a tránsfugas que cual mercenarios se alejaron y ahora ofrecen sus servicios al mejor postor. La idea generar un grupo de poder que sea “capaz” de retener el control del municipio y con ello del presupuesto que tan generosamente ha engrosado sus cuentas bancarias, negocios y demás.

Aquí es dónde consideramos especialmente preocupante la situación, está demostrado que cuando los intereses mezquinos se reúnen las cosas no terminan bien, así la experiencia del UBISORT, organismo paramilitar y político incrustado en la región Triqui para evitar la autonomía comunitaria y el acceso de las mismas al manejo de los recursos que les pertenecen por derecho propio es un experiencia que debemos considerar y de la que podemos aprender, esperamos estar equivocados, pero mientras tanto prevemos el siguiente escenario.

La actual presidencia municipal intentará imponer a su candidato sin consultar a las comunidades, estas se inconformarán y harán lo conducente, el grupo tepeuxileños, algunos con nexos con el PRI y Elpidio Concha Arellano, solicitarán el “apoyo” del subdelegado de gobierno, antes de que Ulises Ruiz abandone la gubernatura, y este intentará maniobrar a favor del delfín de Tepeuxila, las comunidades se inconformarán y en las condiciones en que se encuentra el estado de Oaxaca podrían abonar para desatar la violencia entre los cuicatecos, ya el MULT, el otro actor en Copala se encuentra vía PUP en la región, así sería relativamente simple emular a la UBISORT y después, ya conocemos lo que puede ocurrir.

Solo esperamos estar equivocados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario