Radio nDud´ñéeyü -Nuestra Palabra

Desde aqui nuestra palabra, la voz de los cuicatecos, construyendo nuestro mundo, un mundo donde quepan otros mundos, un mundo para todos.

martes, 29 de septiembre de 2009

RENACIONALIZAR LA ENERGIA Y EL AGUA




Alberto Híjar

28 de septiembre, 09.


El XIII Foro de la Energía del jueves 24 de septiembre, debió tener mejor audiencia pero no logró interesar a los agitados activistas del SME en lucha por su registro oficial y la demanda de juicio político contra el Secretario del Trabajo. Sin embargo, el vestíbulo del hotel alquilado lució lleno de estudiantes de UPIICSA y personeros de organizaciones de la resistencia popular recibidos por las grandes mantas rojas con la consigna de renacionalizar la energía.


Las cuatro ponencias fueron precisas y elocuentes gracias al power point altamente ilustrativo para reseñar la privatización del agua y de las energías. En las intervenciones finales, el Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Distrito Federal, precisó el tráfico del agua en la sacrificada Delegación Iztapalapa donde las carencias han sido aprovechadas para entregar a una empresa el servicio mercantil de las pipas que han subido el precio de 40 a 70 pesos. Esto es parte del proceso de privatización furtiva experimentado en estados como Aguascalientes desde 1993, según explicó el ingeniero Eduardo Hernández de la Coordinadora de Trabajadores del Agua con la descripción de la complicidad entre la Comisión Nacional del Agua y la SEMARNAT con la operación financiera de BANOBRAS, para beneficiar a consorcios trasnacionales como Bechtel o GUTSA de Carlos Slim. Si nos cobran por agua potable, se preguntó, ¿por qué nos obligan a beber aguas embotelladas?


La privatización eléctrica en el Valle de México fue explicada por el ingeniero Javier Sainz del Frente de Trabajadores de la Energía con mapas y gráficas para precisar la zonificación del país en beneficio de una continua contratación directa sin licitación de consorcios trasnacionales protegidos por una ley secundaria del Artículo 27 constitucional a la que se han hecho reformas donde desaparece el concepto de servicio público. La generación de energía y su distribución cuentan con beneficiarios de tan dudosa utilidad pública como Telmex, Cinemex, Liverpool, Barcel y Bimbo.


En pie siguen las demandas de fines de los ochenta cuando la Tendencia Democrática hizo marchar juntos al SUTERM y al SME para exigir la integración de Luz y Fuerza del Centro con la Comisión Federal de Electricidad con la presencia combativa de los sindicatos de trabajadores y no como ahora cuando no se enteran de las trapacerías empresariales hasta que ya están en práctica y no queda más que negociarlas.


La elevación furtiva de las tarifas eléctricas fue la ponencia del ingeniero Sergio González Broca del FTE. Mostró con gráficas las maniobras de reclasificación del servicio eléctrico para justificar el perjuicio a los usuarios que menos electricidad consumen. Con un recibo de luz de los que todos pagamos, explicó el significado de las claves numéricas que habitualmente no atendemos para pagar sin resistencia alguna. Recuperar el concepto servicio público con su pleno sentido popular tiene que ir de la mano de la consigna principal del FTE: renacionalizar la energía eléctrica de manera superior a lo hecho por el gobierno de López Mateos el 27 de septiembre de 1960. Esto es así porque ya advertía Miguel González Avelar en su tesis de licenciatura en derecho: “en el Senado se insistió en que la mencionada reforma no establece, respecto de las actividades de la industria eléctrica un monopolio de estado… la reforma constitucional no impide a los particulares seguir generando energía por su cuenta, siempre y cuando su instalación se destine exclusivamente a usos propios”. He aquí los fundamentos de la privatización de la energía. El Estado defiende la apropiación privada de los medios de producción a empresas trasnacionales lo cual exige plantear la renacionalización con el poder vigilante de los trabajadores organizados.


Concluyó el XIII Foro el doctor en astrofísica David Bahen quien criticó la Ley de Servicio Público de la Energía y la Comisión Reguladora de la Energía. El escándalo no advertido alcanza dimensión futura con la concesión anticipada de todas las formas de generación energética, incluyendo la solar que todavía no se experimenta. Sol, agua, viento, y hasta la basura, están ya concesionadas para su explotación imperial. De aquí la justicia de las resistencias populares organizadas en Tabasco y Baja California, urgidas de articulación con los trabajadores de la energía organizados. Un dirigente de Chicomuselo donde hay represión y presos políticos, abundó sobre la resistencia y un representante de Tecamac insistió en la urgencia de la unidad combativa. Para la seguridad del Estado debe parecer inexplicable cómo desde Tabasco y Chiapas hasta Baja California, el Distrito Federal y el Estado de México, hay organizaciones de la resistencia combativa contra el imperio salvaje. Sus entendederas escasas atribuyen esto a agitadores profesionales, desestabilizadores y partidarios del estallido social como llaman los burócratas, diputados y senadores a lo que se ve venir. No entienden la raíz profunda de esta digna rabia. Pero tampoco las organizaciones sindicales que debieran ocuparse no sólo del trámite de su registro oficial, sino de la explicación precisa de lo que ocurren con la energía y con el agua para actuar en consecuencia.


Todo lo dicho por el Frente de Trabajadores de la Energía es acompañado por una disciplina ejemplar: camisas rojas, mantas, orden preciso, excelentes publicaciones, todo lo cual le ganó la inclusión en la Federación Sindical Mundial. El XIII Foro de la Energía empezó con la voz de Bárbara Oaxaca cantando a los trabajadores y cerró con el himno de origen chileno ¡Venceremos! y la Internacional cantados por todos. Larga vida al FTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario