Radio nDud´ñéeyü -Nuestra Palabra

Desde aqui nuestra palabra, la voz de los cuicatecos, construyendo nuestro mundo, un mundo donde quepan otros mundos, un mundo para todos.

lunes, 13 de abril de 2009

LOS PUEBLOS INDIOS EN MÉXICO


Los cuicatecos siempre hemos tenido palabra, por eso a partir de ahora publicaremos algunos artículos del mensuario nrdudu ñeeyu, publicado por los emigrados tepeuxileños durante varios años, aquí un artículo del mes de diciembre de 1998.

Cuando los españoles llegaron al nuevo mundo, se encontraron con muchos grupos de gente que tenían sus propias formas de organizarse, de producir y de intercambiar sus productos con otros grupos. También se encontraron con que tales grupos tenían su propia lengua, costumbres, dioses y autoridades, distintos entre sí y de los propios españoles.
A tales grupos originarios de las nuevas tierras, os españoles les llamaron indios o indígenas.
Con el paso del tiempo, las relaciones entre los españoles y los pueblos dominados fueron dándole una categoría de inferiores a los indios, así, ser indio era ser inferior racial, cultural, lingüística, intelectual y sobre todo, religiosamente.
De esta manera, desde la Colonia, la independencia, la Revolución y hasta el presente, por más de 500 años, la variedad étnica que es la variedad indígena fue anulada como posibilidad de desarrollo y evolución de los distintos grupos humanos que los integramos.
Los pueblos indios fueron excluidos del proyecto de nación y de la sociedad nacional que fue construyéndose a través de los distintos momentos de la historia nacional.
En la llamada identidad nacional, los pueblos indios se pueden definir y diferenciar más por su condición de colonizados y excluidos de la sociedad nacional, la cual desconoce sus características y hasta propone combatir sus hábitos y costumbres, en nombre de la modernización, que por su inclusión en el proyecto nacional.
Ante esta realidad, uno de los problemas de los pueblos indios y de la nación en su conjunto, en la actualidad, es la construcción de una sociedad incluyente y democrática que reconozca la diversidad cultural étnica, eliminando los prejuicios existentes acerca de la superioridad racial que en algunas regiones como la Huasteca hidalguense, aún en la actualidad, identifica a los indios como “cuitoles” “los sin razón” como oposición a los blancos, “los de razón”.
La relación que se da entre la sociedad dominante y los pueblos herederos de la civilización mesoamericana es de inequidad, injusticia y exclusión. Esta realidad plantea la urgencia del reconocimiento de los grupos étnicos como grupos históricos de larga vida y permanencia en un territorio geográfico y cultural propios, donde originalmente fueron autónomos y en la actualidad aspiran a continuar su reproducción social, económica, cultural y política dentro de un marco de respeto.
Por otro lado, en la actualidad, existen grupos indígenas con identidades arraigadas y de gran número de habitantes en tanto otros están en vías de desaparición.
Pese a todas las circunstancias por las que atraviesan, los pueblos indios reclaman la descolonización y eliminación de la categoría de indio y el trato desigual para fortalecer la posibilidad de conducir su propia historia y su propio destino.
El pueblo cuicateco del que los tepeuxileños somos parte, junto con otros 57 grupos étnicos, integramos la nacionalidad indígena mexicana, ocupando un espacio

No hay comentarios:

Publicar un comentario